-- Pintores Asturianos: Joaquín Rubio Camín

9/9/14

Joaquín Rubio Camín

Joaquin Rubio Camin . Un homanaje a un gran amigo . Lo he conocido en los años sesenta, un gran hombre y gran artista . Éra otra época, se veia en compañia de Antonio Suaréz, una época de grandes artistas para Gjón . Todos mantenian un contacto muy estrecho entre ellos y con Eduardo Vigil Arguelles. quien los ayudaba a introducirse en el mercado del arte haciendo de marchante, y esponiendo sus obras en la galeria que tenia en la libreria Atalaya .(Hoy Libreria Cornión ,regentada por Amador Fdéz). Por esta libreria no sabria decir a cuantos personajes he visto pasar. Pintores, escritores, escultores y artistas de cine, casi todos nacidos en Gijón . Él mas asiduo era Nicanor Piñole casi todas las tardes pasaba por la libreria con Doña Enriqueta para charlar con Eduardo Vigil, vivian cerca, el la Plaza Europa. Tambien a Arturo Fdéz, algunas vecés se le veia comprando algún libro y charlando un poco de la actualidad. Yo soy un observador anonimo, los he conocido a todos y he mantenido contacto con ellos pero hoy son pocos los que quedan y menos los que de mi se acuerdan. Áunque; estoy orgulloso de haber conocido esa época y ser testigo de estos grandes personajes. Como decia, esto es un homenaje a Joaquin Rubio Camin; Grande autodidacta, que todo lo que tocaba lo corvertia en arte. La última véz que senti deseos de saludarlo fué pocos meses antes de su muerte, consegui saludarlo y estar un rato con él. Que cosas. Fué en la libreria donde lo habia conocido, solo cambio el nombre que como mencione anteriormente ahora se llama (Cornión ) antigua libreria Atalaya . No lo he vuelto a ver, pero siempre lo recordaré. Joaquin.Pintor, fotografo, escritor, escultor. En Fin! un artista como decia anteriormente.Ha muerto, y dejo mi participación para que no se le olvide.
Joaquín Rubio Camín (Gijón, 1929), escultor y destacado representante de la orientación abstracta y constructivista, falleció en su ciudad natal el 28 de diciembre a causa de un problema cardiovascular por el que había sido hospitalizado. Artista autodidacta total, comenzó a pintar en 1947, a los 17 años, cuando, llevado por el propósito de dedicarse en exclusiva a su pasión artística, abandonó el estudio de un arquitecto gijonés, Antonio Álvarez Hevia, en el que trabajaba como delineante, Junto a Antonio Suarez. Pero fue en la escultura, en la que se inició en 1961, donde acabó forjando un estilo personal. El encuentro y relación con otro artista asturiano, Antonio Suárez, fue providencial para que pudiera dirigir sus pasos hacia la creación. Su primera exposición como pintor data de 1948, y en ese periodo de posguerra, y hasta fines de los cincuenta, plasmó sobre todo paisajes de suburbios. En 1951 se afincó en Madrid, donde los primeros años de penurias y sacrificios se vieron recompensados cuatro años después con el Premio Nacional de Pintura. Desde entonces expuso en Argentina, Portugal y España. En 1960 se trasladó a Londres para realizar una pintura mural, y es allí donde "descubre" la escultura. Su primera obra la esculpe en la iglesia londinense de St. Vicent de Potrees Bar. Dos años después obtiene el Gran Premio de Escultura en el Certamen Nacional de Artes Plásticas de Madrid. En 1966 representa a España en la 33º Bienal de Venecia. En 1976 regresó a Asturias para habitar en un paraje bucólico del valle de Boiges (Villaviciosa), al lado del monasterio cisterciense y del templo del prerrománico asturiano de Valdediós, adonde acude en busca de sus orígenes, de la soledad y del silencio, y al amparo de una naturaleza pródiga. Es en ese momento cuando redescubre la madera como materia artística e inicia una nueva etapa en su obra, hasta entonces caracterizada por el trabajo del hierro. También retoma la pintura, ahora con una temática muy naturalista, y la artesanía con el diseño de muebles, el mosaico, la vidriera, la fotografía (obtuvo un premio nacional), los elementos urbanísticos y arquitectónicos, así como la ilustración, por la que recibe en 1988 el Premio Nacional del Ministerio de Cultura y la medalla de bronce en la exposición Los libros más bellos del mundo entero, de Leipzig, por su libro Valdediós. En 1991 fue nombrado académico correspondiente al Arte de San Fernando.
Ha muerto Joaquín Rubio Camín Cuando, en el mes de Octubre de 1941, se inauguró el Colegio del Corazón de María, allí estaba Quinito Rubio Camín, entre los mayores, los estudiantes de Bachillerato de la post-guerra. Entre los más pequeños, que empezábamos Primaria, con seis o siete años, estaba su hermano Félix. Durante su vida se han publicado muchas reseñas biográficas, que se repiten con motivo de su muerte. Se repite el olvido de dos personas que fueron decisivas en su vida. Dos arquitectos que le ayudaron: Antonio Álvarez-Hevia y Miguel Díaz-Negrete. Antonio Alvarez-Hevia era de La Mata, en Grado,. Después de la guerra se estableció en Gijón y le dio a Quinito su primer empleo: Delineante en su estudio, apenas terminado el Bachillerato. Uno de los primeros dibujos que hizo fue el alzado de un chalet, en Somió, para Matías Díaz-Jove, a la acuarela. Un magnífico dibujo que el arquitecto guardó con satisfacción toda su vida. En ese estudio coincidió Joaquín con Antonio Suárez, también delineante. Allí se hicieron amigos y se pusieron de acuerdo para dejar la rígida normativa arquitectónica y entregarse a la creación artística. Una nueva vida.En esa nueva etapa de su trayectoria artística, tenían que “buscarse la vida”..... y aparece Miguel Díaz-Negrete, joven arquitecto, hijo del arquitecto Díaz Omaña, que le encarga cuadros, murales, esculturas, Etc.. unos trabajos que le permiten al joven Camín ir viviendo cada vez mejor. Porque Miguel Negrete lo va recomendando a otros arquitectos o constructores para que le encarguen más obra, tanto en Asturias como fuera de la región. En los catálogos de muchos artistas es frecuente que se olviden los hechos y las personas que más han marcado su trayectoria. Es lógico, si están vistos los artistas desde las Salas de exposiciones. Esas omisiones se repiten encadenadas, año tras año. Como pasa en estos días.Antonio Álvarez-Hevia ya falleció hace años. Miguel Díaz-Negrete aún está felizmente vivo y activo, para poder contarlo. El hermano pequeño de Joaquín, Félix, se fue del Colegio al Noviciado de los Padres Paúles y lleva medio siglo de Misionero en México, en las zonas más deprimidas. Aunque también es un gran artista, prefirió siempre trabajar para Dios y para los más necesitados, en vez de dedicarse al Arte. Ahora Félix reza por la salvación del alma de su hermano que, con sus manos, hizo visible lo invisible religioso. Que representó, en colores y en formas, figuras y escenas de Cristo, María y Los Santos. En las iglesias del Corazón de María, Capuchinos, San Lorenzo, Carmelitas, San Pedro, Etc. El Arte religioso es una buena forma de alabar a Dios. Que Dios premie a Joaquín por sus buenas Obras de Arte y perdone sus pecados para que logre la Vida Eterna. Eduardo Vigil Argüelles. Anterior Antonio Suarez. Siguiente








Gracias por tu Colaboración

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...